lunes, 8 de agosto de 2011

Adios Eduardo!! Hasta siempre amigo!!




Toda vez que ya ha sido publicada la revista ACEÑA de Pescueza y para no haber quitado la exclusividad a la misma, paso a transcribir al blog la carta que en su dia envié a la misma.








Te voy a comenzar esta carta con dos párrafos de una cancion de Los Amigos de Ginés, que creo que lo definen todo.








Algo se muere en el alma cuando un amigo se va...




Ese vacio que deja el amigo que se va...








Y así fue, esa soleada mañana del pasado 11 de julio cuando esos primeros rayos de sol empezaban a anunciar otro día de calor veraniego y al conectar la radio se escuchaba a Sakira con su Waka Waka celebrando el primer aniversario de la Copa del Mundo conseguida por nuestra selección, tú nos dejate y te marchaste para siempre sin avisar.








Yo estaba a mi tarea diaria a lomos de la BMW -denunciando a algún pobrecillo dirías tu- aunque sabes y creo que tú mejor que nadie que mi mision en la carretera no es esa, cuando a eso de las 11,03 horas sono mi móvil y desde el auricular y con voz triste y entrecortada, escuché a mi hermano Amancio darme la fatal noticia.




¡¡Ya ves que soy mas negro que un tizón, pero me quedé blanco!!








Sabes que mas de una vez habíamos hablado de las despedidas y de que a mí, al contrario que a tí, no me gustaban; pero tú en tu línea, abarrotaste la Catedral de Coria y saliste a hombros como seguramente no lo hubiera hecho ni "El Juli" en una de sus mejores tardes de corrida.








De Rocio y de tus hijitas te hablaré al final ¡¡no tengas prisa!!








Ya sé quete faltaba poquito para reestrenar tu casa después de unos cuantos meses de reformas y ajetreos y andar con los trastos de aquí para allá, pero no te preocupes que se terminará y quedará mejor que nueva ¡¡ ya la veras!!








También he hablado con la directora de tu colegio y me cometaba que vaya faena que le habías hecho ya que a pesar del paro que hay actualmente, a ver donde conseguía un profesor de educación física que estuviese a tu altura, que fuese una persona tan humana, sencilla, comprensiva y cariñosa y a la vez tan profesional como lo eres tú ¡¡tarea dificil!!








De Rocio solo te diré que ha asumido la tarea que la has dejado y es la de ser madre y padre a la vez; no te preocupes que sabrá hacerla perfectamente y sabrá educar a Mónica y Marina, los cariños de tu vida, como tú lo hubieses hecho, además nos tiene a su familia, a la tuya y a nosotros para lo que necesite.








¡¡Yo seguiré adelante con esa idea que a tí te hacia soltar esa sonrisa pícara de que seamos consuegros algún día, aunque eso ya se verá mas adelante!!








¡¡Que sepas que a pesar de dejarnos aquí tirados, no te pienso borrar de mi faebook ni de mi móvil!!








Bueno, ya te dejo porque una lágrima acaba de recorrer mi cara y ha caido en el teclado del ordenador y me voy a levantar a buscar un clinex para secarla.








Te dejo de momento...




Un fuerte abrazo...




¡¡Hasta siempre!!












Enrique









1 comentario:

David dijo...

Muy bonito..de su primo David